Felices fiestas de fin de año.

El 2020 se va despidiendo y es momento de agradecer a Dios por lo compartido, por lo aprendido, por cada desafío superado y fundamentalmente por brindarnos salud, fortaleza y la alegría del sabernos, a pesar de la distancia física, cercanos al otro. 
¡Qué el 2021 nos encuentre caminando juntos y con esperanza! 
¡Feliz Navidad y Año Nuevo querida familia ignaciana!